El Edge Computing reduce considerablemente los efectos de la latencia en las aplicaciones y fortalece las herramientas IoT.


Ecuador se ha consolidado como uno de los países con mayor número de empresarios jóvenes y emprendedores de la Región Andina. De acuerdo al más reciente informe de Global Entrepreneurship Monitor (GEM) cerca del 15% de los adultos en el país  son propietarios de sus negocios.

Esto ha convertido al país  en un territorio interesante para el fortalecimiento de todo tipo de industrias. Tanto así que el MIT (Massachusetts Technical Institute) lleva a cabo el evento SUB 35, donde reconoce a los jóvenes, menores de 35 años, más innovadores de Latinoamérica y cuyo trabajo busca cambiar el mundo en diversas áreas.

“Las ideas innovadoras de los jóvenes ecuatorianos son el resultado de una sociedad en crecimiento que responde a las necesidades del mundo y acompaña a los nuevos empresarios para  fortalecer sus habilidades. Desde Red Hat, desarrollamos  soluciones Open Source certificadas en cientos de nubes y con miles de proveedores de software y hardware que garantizan modernizar a las empresas”, aseguró Gustavo Ramírez, Gerente de Ventas Región Andino en Red Hat.

El reto de transformar entornos cada vez más digitales es un desafío constante al que se enfrentan las empresas, en este sentido es necesario fortalecer herramientas como Cloud y Edge computing que, además,  ayudan a buscar nuevas fuentes de ingresos para las empresas.

“Si bien, muchos de los proveedores de servicios trasladan las cargas de trabajo y los servicios de la red central (en los centros de datos) al extremo de ella; es decir, alrededor de los puntos de presencia y las oficinas centrales, es importante contar con un aliado estratégico que entienda las necesidades de cada empresa. En este sentido, los servicios gerenciados de nube que ofrece Red Hat ayudan a los equipos ecuatorianos a concentrarse en el trabajo que consideran más importante (desarrollo, implementación y evolución rápida de las aplicaciones), mientras que expertos confiables administran la infraestructura”, describe Ramírez.

De esta forma, las organizaciones reciben tecnología de vanguardia preparada para el crecimiento de las empresas de Ecuador que, de acuerdo al ranking de la Superintendencia de Compañías, crecieron un 152% durante el último año.

Por otro lado, herramientas como el Edge Computing ayudan a reducir considerablemente los efectos de la latencia en las aplicaciones.

“Esto permite que las aplicaciones y los servicios nuevos en la red aprovechen la disminución de la latencia y mejoren la experiencia de las aplicaciones actuales, en especial con los avances en la tecnología 5G”, explica el Gerente de Ventas Región Andino en Red Hat.

Además, el procesamiento local de datos mejora el rendimiento en entornos de misión crítica y permite el desarrollo de nuevos servicios y experiencias para clientes en los más diversos segmentos. Cuando hablamos del Edge pensamos, casi que automáticamente, en las telecomunicaciones, pero distintos son los sectores que pueden beneficiarse de esta tecnología.

Esto, impulsa el desarrollo, ayuda a automatizar actividades repetitivas, permite un mayor enfoque en las estrategias comerciales, en la expansión  la expansión y fortalecer el acceso a dispositivos vinculados a al Internet de las Cosas  (IoT), tecnología que se espera que protagonice el mundo empresarial, industrial y cotidiano en los próximos años.

Incluso, la computación de borde está alineada con las preocupaciones actuales, como la sostenibilidad, ya que almacena datos localmente, lo que permite disminuir la cantidad de tráfico enviado al centro de datos, generando una reducción significativa en el uso de energía y las emisiones de carbono.

“En un momento en que los pequeños detalles pueden marcar una gran diferencia, Edge se posiciona como una tecnología crucial para avanzar hacia el futuro”, afirma Ramirez.

De esta forma,  las herramientas de Red Hat acompañan a los empresarios en el proceso de modernización de su negocio, mientras que ayudan a reducir costos y construir entornos digitales más libres y seguros.